jueves, 18 de agosto de 2011

Así vi yo la Supercopa

Ya está el lío montado.

Y ante todo, felicidades al FCBarcelona por la Supercopa y a todos mis amigos culés.

No lo he querido ver, porque he preferido escuchar la opinión de PERIODISTAS DE VERDAD en el Tiempo de Juego de la Cadena Cope, pero ya me enteraré de lo que se haya hablado y de qué forma en programas de poca monta como Futboleros o Punto Pelota.

En lo deportivo: El Real Madrid ha sido superior. Que esto no significa que haya jugado mejor, todo sea dicho. Por empuje, ganas y ocasiones se merecían la victoria, pero se gana superando todos los factores, que en este caso han sido dos muy claros los que han podido con ellos: la pegada final y Messi.

El partido de vuelta nos ha dejado los primeros 45 minutos más grandes que se pueden esperar de un Clásico (que ya hay que empezar a buscarle otro nombre, porque es una palabra demasiado bonita para una partida del Tekken 4). Goles, ocasiones, el tiro al larguero de Ronaldo... Hasta la segunda mitad. Como en un patio de colegio donde se juega con árbitro, normalmente el profesor de Educación Física, los dos equipos (los dos más grandes del mundo, ojito con esto) se han dedicado más a decir "mira profe lo que ha hecho" o "profe, pupa" en vez de seguir con el espectáculo que nos había brindado el partido de ida y la primera parte.

Toda esta pérdida de tiempo iba beneficiando al Barcelona hasta que Benzema, dudo que sabiendo cómo, hacía el empate a 2. La impotencia de ir perdiendo una eliminatoria que se merecía ganar y viendo difícil la igualada, ha hecho que el gol de Messi al final doliera mucho más, y se ha notado. Al club de los cerebros muertos, tengo que incluir a un Marcelo, que desde el día que llegó no me ha causado nunca una buena impresión en nada. Siempre me ha caído mal, y ha sido siempre un niñato que demuestra que el "señorío" del Madrid hace tiempo que se ha perdido. Podéis buscar la imagen, por ejemplo, de un Marcelo haciéndole burla y sacándole la lengua al Cata Díaz al final de aquel partido en el Bernabéu contra el Getafe, que acabó remontando el Real Madrid después de las famosas patadas de Pepe a Casquero y el penalti a lo 'Panenka' que erró el centrocampista.

Bien. Esa entrada a Fàbregas es, y perdón si alguien se siente ofendido, de ser un hijo de la gran puta, y como he dicho antes, un niñato mal perdedor. Después, Mourinho y su dedo, la torta de Villa a Özil (que al parecer, y no lo he visto, es la consecuencia de que el alemán haya pisado a Cesc estando en el suelo, pero no lo sé.) y blablabla que para los que estamos viendo un espectáculo desde fuera nos da igual quién tenga razón o no, y que esto sea discusión día sí, día también, como a ver qué niño de parbulitos tiene una abuela con más años. Como ha dicho Poli Rincón: "estos tíos son profesionales y tienen pelo en tooodas las partes de su cuerpo". No lo parece.

El madridismo está muy manchado. Antes era el equipo de los señoritos de la Capital, y ahora es el equipo de los MACARRAS, como dijo Manolo Lama en su programa y con toda la razón del mundo aunque haya miles de Ronceritos sueltos por Twitter que seguramente están metiéndose en un jardín que no han visto crecer. Hay que decir que Lama no lo dice en ningún momento con afán de ofender a nadie y si escucháis la parte donde lo dice, hasta los más forofos sabrán que tiene razón. Incluso el capitán, el que todos respetamos siempre y le adoramos porque es un ejemplo como capitán de la Selección, ha caído en las redes de la manipulación que tiene Mourinho sobre las mentes blancas, incluida la de Florentino, y ha tenido los santos (nunca mejor dicho) cojones de responder "la trifulca habrá empezado porque alguno de ellos habrá simulado una patada". Cuando Iker Casillas dice esto, ya es para preocuparse. Y mucho. A lo que se refería Manolo Lama como "macarras" es a cosas como esta, que antes de que llegara Mourinho no pasaba. ¿Alguien vio a Pellegrini o a algún jugador rajar de los árbitros o ser así de mal perdedor? ¡Pellegrini no ganó nada! Pero toda la fuerza mediática que lleva Mou como 'The Special One' y titulares así hace que se suba el ego del Real Madrid tanto, que hasta llegamos a extremos en que Iker dice cosas así. Y pregunto a los madridistas, ¿esto es lo que queréis?¿de esto estáis orgullosos? Porque vuestro adorado Mourinho es culpable de que nadie se acuerde del merecimiento del Real Madrid de ganar esta Supercopa. ¿Por qué? Por macarras.

Sólo decir una cosa más. No todos los madridistas son Ronceritos. Hay muchos, demasiados, pero tengo que decir que personalmente, no conozco a ninguno, por suerte. Es más, ¡uno de ellos me debe un cubata!

Buenas noches y haceros saber que estoy abierto a debates y opiniones.

PD: Me apuesto 1000€ a que mañana en Deportes Cuatro no veré nada de la presentación de Canales con el Valencia :P

2 comentarios:

  1. Como eres un escritor tan malo, partidista, parcial y absolutista en tus declaraciones claramente subjetivas, así le luce el pelo a tus entradas del blog (que las debes de escribir para que las lean tus primos y poco más)...

    Si te soy sincero, la he leido porque entré a coger la foto de Mourinho. Pero no te emociones, que yo leo hasta los prospectos d elas medicinas y lo que tú cuentas como una verdad absoluta (y sobre todo cómo lo cuentas) no es mucho más interesante que las instrucciones de la aspirina.

    En cualquier caso, suerte campeón... Que la vas a necesitar.

    ResponderEliminar
  2. Parece que no has leído bien los efectos secundarios de alguna medicina. En todo caso, gracias por tu aporte, ANÓNIMO.

    ResponderEliminar